lunes, 27 de octubre de 2014

Galletas de vainilla rellenas mermelada de calabaza: Sencillas 100%

Si cuando estas mirando la primera imagen de este post te dicen que es una preparación sencilla, lo normal es que pongas los ojos como platos y la incredulidad se apodere de tu ser (frase melodramática que me encanta)


Pero es cierto, lo afirmo, estas galletas son muy sencillas de hacer, empezando por la receta y terminando por el proceso de decorado "pintado". La mermelada es facilísima y el resultado es un sabor original e inmejorable.

La receta de las galletas es bastante parecida a la que vengo haciendo ya hace un tiempo y la única particularidad es que hace falta una buena vainilla bourbon en pasta (Home Chef o Nielsen Massey son las que yo uso)

Galletas de vainilla

Ingredientes:

180 gr azúcar
200 gr mantequilla pomada (a temperatura ambiente)
1 huevo L
1 cucharadita y 1/2 de vainilla en pasta
500 gr harina
1 cucharada de leche semi desnatada

Preparación:

Tamizamos la harina. Reservamos.

Batimos la mantequilla pomada con el azúcar hasta que se integren.

Añadimos el huevo previamente batido mientras seguimos mezclando con las varillas.

Con el gancho de la batidora, incorporamos la harina poco a poco. En mitad de la adición, incorporamos la pasta de vainilla y acabamos de agregar la harina y la leche hasta que consigamos una masa bastante robusta.

Retiramos de la batidora y realizamos un último y breve amasado manual.

Hacemos una bola, envolvemos con papel film y llevamos a la nevera media hora.

Estiramos la masa con el rodillo sobre un papel de horno y dejamos enfriar en la nevera al menos 4 horas (yo siempre enfrío de un día para otro)

Precalentamos el horno a 180º.

Retiramos del frigorífico y cortamos las calabazas (este cortador pertenenece al set de 101 cortadores de Wilton que tiene cortadores de absolutamente todas las estaciones, además de números y letras y los típicos de galleta redonda y galleta festoneada) 

Volvemos a dejar enfriar 10 minutos más en el frigorífico.


Llevamos al horno previamente precalentado durante 10 minutos a 180º (el tiempo siempre dependerá del grosor de la galleta, en este caso las galletas tienen un grosor de 6 cm) hasta que los bordes de la galleta empiecen a dorarse levemente.

Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

* En este caso yo no quería galletas muy hechas y crujientes, las quería un poco más blanditas para que con la preparación de las tres capas y la mermelada, no se rompieran al morderlas.

* Es muy importante que las galletas no se os deformen para que el "puzzle-galleta" coincida perfectamente como en un efecto moneda, por lo tanto, cortad sobre el mismo papel de horno y la bandeja y no las trasladéis. 

Mini tutorial:

Estas son las tres capas de la calabaza. Si tenéis dos cortadores iguales de distintos tamaños, podéis cortar el hueco con ellos. En este caso, yo corte los interiores de la galleta con una esteca.


Para pintar la galleta he hecho dos capas de una pintura bastante espesa compuesta por Sugarflair Extra blanco en polvoamericolor electric orange y un poquito de vodka (la mínima cantidad) para toda la calabaza. Y la misma mezcla pero con americolor leaf green para el rabito de la calabaza. He pintado con cuidado también los bordes de la galleta. 


Para ensamblar las galletas he usado un poco de glasa real teñida con americolor electric orange y aplicada con una manga y una boquilla Wilton nº3


Rellenamos el hueco con la mermelada de calabaza.

Yo hice el tutorial y el montaje cuando las galletas aún no estaban secas (por eso las sostuve
 con una espátula para montarlas y no tocar la pintura con la mano) De esta manera, el
craquelado no se aprecia aún en la foto porque justo estaba empezando a formarse en
el perfil de la galleta que es lo que se seca antes.

Ponemos el "hilo" de glasa real alrededor de la galleta sobre la segunda capa con el hueco y situamos la última capa como "tapa pintada" de la galleta.

Mermelada de calabaza

Ingredientes:

200 gr calabaza cocida y hecha puré
200 gr manzana granny smith* cocida y hecha puré
100 gr azúcar
2 cucharaditas de zumo de limón
1 pizca de canela en polvo

* He usado esta variedad para contrastar con la dulzura de la calabaza.

Preparación:

Cocemos la calabaza y la manzana (yo lo he hecho por separado para no mezclar los aromas hasta el último momento) y las hacemos puré.

Mezclamos y llevamos a cocción suave durante 15-20 minutos junto con el jugo de limón, la canela y el azúcar.


*La textura de la mermelada debe ser ligera, no densa. Debemos tener en cuenta que cuando enfría se densifica un poquitín así que si vemos que nos ha quedado muy densa, añadimos un pelín de agua en el último instante de la cocción.


Nota final: La técnica de pintado sobre la galleta que he utilizado es la misma que usé en las galletas de bebé. El efecto craquelado en la base se consigue sólo haciendo que la pintura sea un poco más espesa que una pintura al uso.

Con esta receta termino mi sección de recetas y diseños de Halloween de este año: Hemos tenido cajitas y toppers exclusivos, cupcakes con fantasmas, calabazas y peonías para nuestro curso temático y unos cupcakes de vainilla con crema de piña y Pedro Ximénez.

Feliz Halloween a todos los que lo celebréis. A partir del miércoles me pongo en "misión panellets"...

11 comentarios:

  1. Tienen que estar muy ricas, con ese relleno que se nos hace la boca agua!!Deliciosas y muy bonitas, besos

    ResponderEliminar
  2. Wowww qué maravilla de galletas, tienen que estar deliciosas, el relleno te ha quedado ideal!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relleno es casi lo mejor. A mí me ha encantado esta mermelada!
      Un beso!

      Eliminar
  3. Ivana esas galletas estan increíbles casi noto el sabor. Se me hace la boca agua!!

    ResponderEliminar
  4. Hummmm! Me ha sorprendido la mermelada de calabaza...pero suena muy muy bien. Bss

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la técnica del pintado de las galletas, se me hace más fácil que usar glasé, claro, no se puede lograr todos los efectos como el wet on wet y eso, pero si se trata de solo dar color, me parece genial.

    ResponderEliminar
  6. Ivana a mí no me parecen especialmente sencillas. Bueno, más que nada es que tienen mucho trabajo además de necesitar la capacidad de la espera (dejar enfriar la masa toda una noche) y eso en casa no abunda jajajaja

    Es un placer haber descubierto tu blog del que me hago seguidora. Te invito a que visites, si te apetece, el mío y si te gusta será un honor que te quedes en mi cocina

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Me hace mucha ilusión leer vuestras opiniones. Si queréis poneros en contacto conmigo también podéis escribirme a cupcakesadiario@hotmail.com

Mil besos