jueves, 18 de diciembre de 2014

Galletas de vainilla y avellana, un copo de nieve brillante...

Estas son las galletas que adornarán mi árbol de Navidad. ¡Este año me ha cundido el tiempo!


La receta de este post es mi receta básica de vainilla, pero esta vez he añadido a la masa un par de cucharaditas de una de mis pastas favoritas: la de avellana italiana.

Además, escribo este post para responder a las dudas y para ilustrar el funcionamiento de las nuevas plantillas que hemos diseñado para el cortador del copo de nieve exclusivo de Cupcakes a diario.

Esta versión de las galletas está hecha con fondant y los pasos a seguir son los siguientes:


1- Estiramos el fondant ni muy fino, ni muy grueso (unos 3,5-4 mm es suficiente) y ponemos la plantilla encima pasando el rodillo suavemente para que se fije la plantilla.
Si queremos que el fondo blanco brille, lo nacararemos primero pintándolo con un pincel grueso y colorante twinkle dust de rainbow dust (totalmente comestible) 

2- Con la plantilla puesta, empezamos a pintar. En este caso yo hice una mezcla con twinkle dust y colorante azul pétalo de Sugarflair pero podéis obtener el mismo efecto usando sólo el colorante efecto seda azul pacífico (que ya tiene el brillo y no hace falta mezclarlo) Levantamos la plantilla con cuidado y retiramos.


3- Ponemos el cortador encima, asegurándonos de que el cortador y el stencil estén completamente encarados y encajen a la perfección (con distancia proporcional en cada punta de estrella) Cortamos, eliminamos los repelos de fondant que hayan quedado acariciando simplemente con los dedos o con una esteca cuchillo y pegamos a la galleta con pegamento comestible (muy, muy poca cantidad)


Si queréis que las galletas brillen mucho, el paso de nacarar el blanco con el colorante efecto purpurina twinkle dust es inevitable, y si queréis que aún brillen un poco más, podéis espolvorear levemente un pelín de purpurina.

En las fotos, es muy complicado que veáis como brillan pero lo he intentado de todas las formas posibles y he hecho una foto con luz directa reflejada que no es ninguna maravilla, pero que ilustra muy bien cómo se ve la galleta terminada.


La primera versión de estas galletas la hice con glasa, es un poco más entretenido y la textura de la glasa con la que haces el copo de dentro, el relieve, debe ser muy similar a la del delineado, parecida a una densidad de pasta de dientes. Si se hace más líquida, la glasa se escapa y el dibujo no queda bien. También tenéis que tener en cuenta si escogéis esta opción es rellenar con la glasa hasta casi cubrir todo el perfil de la galleta, de lo contrario, después el diseño del stencil (que va justo encajado en la estrella-copo, no os cabrá. Teniendo estas dos indicaciones claras, la verdad es que el proceso no  tiene mucha complicación.


La glasa de las galletas está pintada con pintura comestible plata Rainbow Dust y la misma pintura pero en su versión oro.






5 comentarios:

  1. Aiii pero qué monada! Son una preciosidad! Me encantan!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad ivana!!! En glasa muy bonitas también

    ResponderEliminar
  3. son preciosas, menudo trabajazo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Parabéns ficaram umas bolachas lindissimas, até dá pena comer
    Bjs

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Me hace mucha ilusión leer vuestras opiniones. Si queréis poneros en contacto conmigo también podéis escribirme a cupcakesadiario@hotmail.com

Mil besos